Català | Français
Recibir el boletín | Preguntas frecuentes | Lechuga fisgona
Somos noticia | Enlaces | Huertos y blogs

El espigado de la lechuga

El espigado de la lechuga se produce cuando en el centro de la planta crece un tallo que dará lugar a flores con sus consiguientes frutos. En condiciones normales, este espigado se da a partir de los dos meses del trasplante pero, a veces, se da antes. La lechuga espigada, aunque la espiga sea tan pequeña que cueste trabajo verla, es amarga. Las causas de esta floración prematura pueden ser varias: temperaturas muy altas, falta de abono o falta de agua... Cuando una lechuga empieza a espigar no se puede hacer nada pero podemos aprovechar la ocasión y dejar que florezcan con el objeto de recoger la semilla.