Comer sin prisa

Hace unas semanas, en una presentación del libro “El Cesto Local” sobre la compra de productos de Km 0, estuvimos hablando de los productos de temporada y de la importancia de acostumbrarnos a comer los productos cuando es su época. La primera y más conocida razón para comprar productos de Km 0 es de tipo ecológico. Traer fruta fuera de época implica a menudo costes de transporte que son ecológicamente inassumibles. Copiando un spot que hace años nos recomendaba gastar menos agua, podríamos decir que “aunque tú puedas pagarlo, el planeta no puede”.

Pero esta no es la única razón para intentar comprar de temporada. Hay una razón de calidad, puesto que es en su época de máxima producción que muchos productos son más buenos puesto que se pueden cosechar de fincas cerca de casa y muy maduros y sabrosos. Y se da una paradoja por culpa de la ley de la oferta y la demanda, que es que, en su abundancia, y, por lo tanto, oferta elevada, el precio baja. Así pues, llegamos a la curiosa conclusión de que, cuando las verduras y frutas son más buenas es cuando son más baratas. Creo que no hay ninguno otro producto en el mercado que cumpla esta extraña relación.

Esto es dramático para muchos agricultores que tienen buenas variedades y hacen bien su trabajo pero se ven castigados por la ley del mercado, justo en el momento de mejor producción, todavía más cuando los clientes marchamos de vacaciones y dejamos de comprar a nuestros proveedores habituales. Esta es una de las razones de la proliferación de invernaderos y el estudio de variedades para producir fuera de la época habitual.

Quizás tendríamos que trabajar para cambiar los hábitos como consumidores, no dejarnos deslumbrar por las primeras sandías y melones de la temporada y esperar a que las producciones locales nos den lo mejor de ellas mismas. A la larga saldremos beneficiados, el territorio y la calidad de nuestra cocina. Os animo, pues a seguir disfrutando de sandías y melones hasta el octubre y dejar los calçots hasta el febrero, y disfrutar sin prisa, que vale la pena.

Esta entrada fue anotada en Sin categoría.

2 respuestas a Comer sin prisa

  1. Carles Vidal dice:

    Bon dia, Josep Maria, sóc el Carles Vidal i estic buscant com contactar-te per convidar-te a la projecció d’un documental i posterior debat amb el públic. Em pots facilitar una adreça?

    • josepmaria dice:

      Hola Carles, he tingut el bloc una mica oblidat i no t’he contestat a temps. En una altra ocasió millor si em contactes directament per mail.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*